[email protected]

VIÑEDOS

VIDES SOBRE LAS CENIZAS, VICTORIA DEL HOMBRE SOBRE LA NATURALEZA…

En extensas superficies de terreno cubiertas de ceniza negra proveniente de erupciones volcánicas, el trabajo manual del hombre ha dado lugar a un paisaje único en el mundo por su belleza y singularidad.

La zona de La Geria, en Lanzarote, es característica por su singular forma de cultivo de la vid entre cenizas volcánicas. Las erupciones del Parque Nacional de Timanfaya (1730-1736) obligaron a sustituir los campos de cereal por hectáreas de viñedo.

Fruto del tesón y la necesidad, plantando vid sobre las cenizas, el campesino lanzaroteño obró el milagro haciendo que la tierra diese fruto.

Nuestros centenarios viñedos en hoyos cavados en las cenizas del volcán dan lugar a un sistema de cultivo único en el mundo.

El sistema de plantación en hoyos de forma cónica permite que la planta agarre el suelo fértil enterrado bajo la capa de cenizas. La profundidad y el diámetro de los hoyos excavados varían según el espesor de las cenizas, pudiendo alcanzar profundidades de hasta tres metros

Los hoyos se rodean de un pequeño muro de piedra, el soco, para protegerlos del viento.

Debido a la orografía del terreno todas las labores de la viña son manuales y sin mecanización.

Nuestros viñedos sobre cenizas volcánicas dan lugar a una variedad única, la Malvasía Volcánica. Esta variedad excepcional es una de las variedades de uva blanca más antiguas, destacando por su equilibrio, sabor intenso, y aroma.

Cultivamos además las variedades listán blanca, diego, moscatel, listán negra y negramoll.

La plantación es a pie franco, variedades prefiloxéricas.